Alemán

Concurso internacional de debate

Desde el año 2011 La fundación Herthie, en conjunto con la sede central del Auslandschulwesen, organizan en Brasil el concurso en alemán, “Jugend debattiert” (La Juventud debate). Desde del 2016 también se realiza en Argentina, Chile y Paraguay.

El año pasado participaron 45 colegios en total. Cierre y punto cúlmine fue el 2016 la primera final internacional, la que se realizó entre el 19 y el 21 de octubre en Santiago de Chile. Y, además, hubo otro estreno: la clausura con semifinal y final, las que se realizaron al aire libre, bajo toldos, en la terraza de la embajada de Alemania.

La próxima final internacional se realizará en Sudamérica, específicamente en Brasil, a fines de octubre del 2017. Suman ya dos oportunidades, en las que estudiantes del Instituto Alemán de Osorno han ganado el Concurso Nacional en la categoría de hablante extranjero. Gracias a ello, pudieron disfrutar de un mes en Alemania y participar de una gira por dicho país junto a casi cien estudiantes provenientes de otros países.

Los participantes en este evento internacional son, a su vez, los vencedores de la versión nacional de la competencia. Este año el concurso a nivel nacional se realizará a principios de junio en el Instituto Alemán de Osorno.

 

“Deutsch lebendig” (Alemán vivo) y becas de viaje a Alemania.

En el año 2015 se reemplazo el clásico concurso „Vorlesewettbewerb“ (Concurso de lectura en voz alta) por „Deutsch lebendig“ (Alemán vivo). Estudiantes de 5° a II° medio compiten en distintas categorías y disciplinas.

Los 5° y 6° se enfrentan en lectura en voz alta; los 7° y 8° presentan poesías y los I° y II° años medios compiten en “Pecha Kucha”. El nombre “Pecha Kucha” viene del japonés y significa algo así como “charlar” o “parlotear”. En este caso, se trata de una técnica de presentación, en la que se relata con ayuda de fotos, las que van siendo proyectadas y el estudiante estructura su presentación de manera más amena y entretenida.

Los ganadores y ganadoras participan a fines de año en la última vuelta donde compiten todos los colegios alemanes y el colegio suizo. El o la vencedora del concurso “Pecha Kucha” en la categoría idioma extranjero podrá disfrutar de una beca del Ministerio del Exterior de Alemania consistente en un viaje de estudios de 4 semanas en Alemania.

 

Concursos de la ZfA (Sede central de los colegios en el extranjero)

Cada año se realizan numerosos concursos para „Pasch-net Schulen“. Pasch-net le ofrece a los estudiantes de diferentes cursos con distintos niveles de conocimiento del alemán, la posibilidad de participar en competencias nacionales e internacionales pudiendo ganar excelentes premios.

El ganador del concurso „Deutsch ist lebendig“ de la ZfA (Chile) el año pasado fue Jan Fischer, estudiante del Instituto Alemán de Osorno, quien obtuvo como premio una beca de 4 semanas para una viaje de estudios a Alemania.

En este link se puede informar sobre su trabajo: http://www.pasch-net.de/de/pas/cls/leh/sch/wet/20831197.html

Informaciones sobre otros concursos: http://www.pasch-net.de/de/pas/cls/leh/sch/wet.html

Debattierwettbewerb: ¡Gané una gran experiencia!

En mayo del presente año, tuve la posibilidad de participar en el concurso de debates en alemán. Primero clasifiqué internamente en mi colegio, junto a mi compañero Alex Nannig, para competir en el concurso nacional. Nuevamente, volví a clasificar, esta vez junto a Josefa Hidalgo de Temuco, para el concurso internacional, el cual se realizaría en Brasil. En un comienzo, nunca pensé que clasificaría para ir a Brasil, pues me parecía increíble un viaje a otro país, para competir con los mejores de Sudamérica. Pero… se volvió realidad, yo junto a Josefa y otros 8 alumnos viajábamos a Sao Pablo en Brasil, 2 de cada país, los cuales eran: Chile, Brasil, Paraguay, Argentina y Perú.

El día 24 de octubre viajábamos todos a encontrarnos en Sao Pablo. Nosotros los chilenos, debíamos viajar a las 8 de la mañana aproximadamente. Pero, como ahora aprendí, en la vida a veces ocurren imprevistos frente a los cuales no se puede hacer nada más que mantener la calma. El vuelo a Sao Pablo estaba retrasado, primero saldríamos a las 11:00 y luego a las 13:00. Terminamos despegando recién a las 16:00 a Sao Pablo. Yo personalmente, soy una persona que busca que todo este organizado, por lo cual tener que esperar 8 horas en el aeropuerto, fue una tarea muy difícil, con la cual practiqué la paciencia. Este fue mi primer gran aprendizaje durante esta nueva experiencia.

 

 

Al día siguiente, nos tenían organizado un tour por Sao Pablo. Éramos 10 alumnos, muchos profesores, todos reunidos por una conexión: el idioma alemán. Mientras nos iban mostrando partes de la ciudad de Sao Paulo, nos iban contando historias en alemán acerca de esta también. Ver muchísima gente durmiendo en la calle, en poca ropa, sin zapatos, sin qué comer, fue muy impactante. Muchas veces uno ni siquiera se detiene a pensar, en que hay gente sufriendo en tal condición. Ver otras realidades, me sirvió para aprender a reflexionar y valorar acerca de mi propia vida. Pero el tour consistió también en compartir y conocer nuevas personas. Mientras tomábamos un jugo con frutas tropicales, alumnos y profesores intercambiamos experiencias del colegio, de la universidad, del Bachillerato Internacional y muchos otros temas.

25 de octubre, día de las clasificaciones. Durante la mañana tuvimos tiempo para prepararnos para debatir, ya que luego, a las 14:00 comenzarían las clasificaciones. Mi primer debate consistía acerca de si se deberían eliminar las notas en la clase de educación física o no. Previo a debatir me encontraba muy nerviosa, pero luego disfruté debatir. Es increíble como siempre hay dos puntos de vistas y como siempre surge una nueva idea debatiendo. Inmediatamente después de terminar el primer debate, me tocaba el segundo, el cual según mi perspectiva resultaba más difícil. El tema de este debate era si se debería delimitar el uso de terreno urbano. Al finalizarse todos los debates, darían los resultados. Como aprendí al debatir, todo tiene dos puntos de vista, por un lado, pensaba que lindo sería debatir en el consulado, pero que rico sería también poder estar relajada y disfrutar sin nervios la visita en el consulado. Entre los 4 finalistas no estaba yo, pero sí la otra representante chilena, ¡Josefa! Para finalizar el “anstrengend” (demandante) día, estábamos invitados a ¡¡¡comer Pizzas!!! Cuando todos estábamos satisfechos de haber comido unas exquisitas pizzas saladas, de repente aparece un garzón con el postre: ¡una pizza con chocolate! Definitivamente había que probarla.

¿Saben cómo es un consulado? Yo personalmente me imaginaba un aula, oscuro, no tenía idea como era. De repente llegamos a una casa preciosa, con una piscina gigante, donde nos esperaban con un coctel de frutas y café, todo muy elegante. Me parecía mentira, ¿yo, en un consulado, rodeada de personas importantes, en la residencia del cónsul de Alemania en Brasil? ¡Definitivamente ese ha sido hasta ahora, el día que más importante me he sentido! Todos compartiendo, hablando en alemán, pues algunos no sabían español, otros como yo no sabíamos portugués, y también había un gatito que también quería compartir. Durante la final, el gatito se puso a maullar, dejándonos como reflexión, que aún en el consulado ocurren imprevistos. Pero, aun así, la final fue espectacular, todos se lucieron, aunque Josefa Hidalgo de Chile resultó la mejor, ¡¡¡obteniendo el primer lugar!!! Pues en la noche teníamos que festejar, Josefa había ganado y además era nuestra última noche juntos, por lo cual decidimos ir a un restaurante amazónico. Sin darnos cuenta, mientras esperábamos la comida, nosotros los jóvenes hablábamos en alemán con completa naturalidad. Todos los días compartiendo en alemán definitivamente provocó un cambio en nosotros. Muchas veces uno tiene miedo a cometer faltas, a que a uno lo juzguen, tiene miedo a hablar alemán, pero para nosotros eso es pasado, comprendimos que lo importante no es hablar perfecto, sino simplemente poder comunicarnos. ¡Esa noche la disfrutamos al máximo, no parábamos de reír!

Muchos quizás pensarán que no gané, porque no resulté ser la primera, pero estoy segura que los que lean esto se podrán hacer una idea de ¡todo lo que gané! Yo en un principio tuve miedo, mucho miedo, no me atrevía a participar, pero ahora sé que eso es normal, a todos nos pasa…pero hay una diferencia, gracias a que mi profesor de alemán, el Herr Feltscher, me motivó a participar, ¡yo me atreví! Invito a todos los alumnos del colegio que han sentido miedo, a participar, ¡les aseguro que si o si una gran experiencia ganarán!

Florencia Hemmelmann, III° Medio A, Instituto Alemán Osorno, Chile