Intercambio Punta Arenas

Intercambio Estudiantil de los Colegios Alemanes de Punta Arenas y Osorno.

 

Este año (2017) se realizó por segunda vez el intercambio entre estudiantes de los primeros medios del Instituto Alemán de Osorno y del Colegio Alemán de Punta Arenas. Este intercambio fue impulsado por los coordinadores de alemán de ambos colegios y su objetivo es un contacto intensivo con el idioma, con otro colegio y con una región poco conocida para la mayoría.

El 29 de marzo del 2017 viajaron 18 estudiantes del Instituto Alemán de Osorno con destino a Punta Arenas. En la ocasión fueron acompañados por el jefe del departamento de alemán, Sr. Roman Feltscher y por Linda Schombach, voluntaria de la organización “Kulturweit”.

Los estudiantes se hospedaron cuatro días con sus familias anfitrionas y sus nuevos amigos de Punta Arenas los visitaron 2 semanas más tarde en Osorno. Además de compartir la vida familiar con ellos, los estudiantes tuvieron la oportunidad de conocer la realidad de otro colegio alemán, así como también una nueva ciudad y sus alrededores.

El eje central fue siempre el idioma alemán. Ambos grupos de estudiantes prepararon con anterioridad disertaciones en dicho idioma. Estas presentaciones abordaban temas relacionados con sus regiones y además diseñaron prospectos turísticos de las mismas.

Generalmente la consigna era “no castellano” y de esa forma se ejercitaba constantemente la comunicación en alemán. En ambas visitas, los estudiantes participaron de una yincana que les permitió conocer más sobre el colegio anfitrión.

Parte del programa lo conformaron también paseos muy interesantes. En ellos conocieron mucho de las relaciones chileno- alemanas y de la historia de la inmigración de los colonos alemanes a Chile. Las visitas incluyeron el museo alemán de frutillar, el museo Sara Braun en Punta Arenas y el centro cultural Sophia Hott en Osorno. También pudieron disfrutar de un tur privado por una lechería “suiza” en Osorno y en un paseo por el cementerio de Punta Arenas, donde descubrieron muchos nombres alemanes que se pueden encontrar allí.

Todas estas experiencias vividas dieron como resultado nuevas amistades a distancia y una motivación renovada para seguir aprendiendo esta lengua extranjera.

Linda Schombach, voluntaria programa kulturweit

Schüleraustausch Osorno-Punta Arenas

Experiencias de unos alumnos del intercambio 2017:

Este intercambio que realizamos en conjunto con el Colegio Alemán de Punta Arenas fue una experiencia increíble. Pude aprender más sobre una ciudad que era nueva para mí, junto con un poco de su cultura e historia. Además, al llegar a la casa de alguien perteneciente al lugar, conocí Punta Arenas desde un punto de vista distinto del que uno tiene cuando llega como un turista ajeno. Vivir con una familia lugareña hizo de este viaje algo más especial y cercano, ya que pude sentirme parte de la comunidad. También tuvimos instancias para practicar el alemán, las cuales me ayudaron mucho a desarrollar mis habilidades y a desenvolverme mediante otro idioma. Pero creo que lo que más me marcó, fue que forjamos lazos de amistad que perdurarán en el tiempo, porque, aunque fueron sólo ocho días, pude disfrutar mucho y compartir momentos de los cuales nunca me olvidaré. Me encantó este proyecto ya iniciado, pero espero que en las ocasiones siguientes dure más tiempo, ya que finalmente nos termina gustando esta dinámica, de hecho, si pudiera repetirlo, lo haría sin duda, porque fue una oportunidad tremendamente enriquecedora para todos nosotros. Espero que las futuras generaciones puedan aprovechar esta actividad tanto como sea posible, ya que nos ayuda a desenvolvernos mejor como personas.

Daniela Westermeier, I° Medio A

Quiero tomarme un tiempo para contar sobre la experiencia que tuvimos junto a los alumnos de Punta Arenas en este increíble intercambio realizado hace unos días. El día miércoles en Punta Arenas apenas llegamos y vimos a los alumnos de allá, no conocíamos a muchas personas, pero no nos tomó mucho tiempo para hacernos grandes amigos y conocer lugares nuevos junto a ellos. Fueron 4 días increíbles los que vivimos junto a ellos y junto a otros niños que no participaban del intercambio, pero de los cuales igual nos hicimos muy amigos. Sin embargo, no nos queríamos ir, sabiendo que en unas pocas semanas más nos volveríamos a ver. Muchos de nuestros amigos nos fueron a despedir al aeropuerto y nos sentimos muy bien recibidos allá, queriendo pronto volver a verlos. Pasaron un par de semanas y ya era la hora de ir a buscarlos al colegio y de reencontrarnos con ellos. Para recibirlos nos juntamos todos en mi casa y lo pasamos muy bien. En los otros días, después del colegio, siempre organizamos otras actividades externas para seguirnos entreteniendo. Pero llegó el sábado y no queríamos que se vayan, ya que no sabíamos cuando nos íbamos a volver a ver, ni cuando tendríamos una experiencia tan linda como esta. Fue imposible que no se nos salgan algunas lágrimas cuando se fueron, porque les tomamos mucho cariño y nos hicimos muchos amigos que esperamos nunca olvidar. Sin embargo, nos prometimos jamás dejar de hablar. Por último, no queda más que agradecer a los que hicieron posible de este intercambio tan entretenido y esperar que se siga realizando para que las próximas generaciones puedan vivir lo que nosotros vivimos. ¡Gracias por todo!

Valentina Soto, I° Medio A