Historia

En 1848, Bernardo Eunom Philippi, un emprendedor alemán que vivía en el sur de nuestro país, fue autorizado por el gobierno de Chile para divulgar en Alemania la existencia de ricas y extensas tierras, de modo de convencer a ciudadanos alemanes para venir a radicarse en ellas. Así es como a partir de 1850 llegaron las primeras familias de colonos alemanes a Osorno, aumentando la reducida población de la ciudad en aquella época.

Los colonos alemanes estaban preocupados por la instrucción de sus hijos, ya que para ellos la educación constituía un elemento fundamental para el crecimiento y desarrollo de los niños.

Así nació en enero del año 1854 la idea de crear un establecimiento educacional encargado de la instrucción y educación de los hijos de los inmigrantes alemanes, con el propósito de conservar el idioma, la tradición y la cultura de su país de origen.

En esta iniciativa participaron 37 colonos alemanes con aportes voluntarios. Gracias a otras generosas donaciones, en el transcurso de los años el colegio se pudo establecer en el centro de la ciudad y crecer paulatinamente, de acuerdo a las necesidades de la comunidad.