“Quien estudia el Diploma IB está más preparado para rendir una PSU exitosa”

19 mar. 2018
Con ésta y otras afirmaciones se planteó Paula Menzel, ex alumna DSO, a los estudiantes de II° y III° medio del Instituto Alemán.

El encuentro se dio en el contexto del Programa Diploma del Bachillerato Internacional del cual el DSO forma parte desde abril de 2011. Esta Organización del Bachillerato Internacional (IBO) está constituida por más de 1.500 colegios en 121 países.
diplomaib visita marzo_03

Al ser consultada, sobre por qué el Diploma es un riesgo y una oportunidad, Paula dijo, que “cada vez que nos aventuramos a realizar nuevos proyectos apostamos por un resultado óptimo, pero siempre existen riesgos. El mayor de ellos es el fracaso. Estudiar el Diploma es un riesgo, ya que uno debe invertir tiempo extra para poder cumplir con todos los requerimientos que el IB exige; y esa inversión de tiempo puede llevar a dejar de lado otras asignaturas, tales como física y química. Entonces si no se aprueba el IB, uno se queda sin pan ni pedazo. Ahora, la oportunidad que presenta, en mi opinión, vale completamente la pena”.

diplomaib visita marzo_07

Sobre la PSU expresó que, si bien es cierto existe el miedo de que concentrarse en el Diploma pueda perjudicar el rendimiento en esta prueba; desde su experiencia considera que quien estudia el Diploma está más preparado para rendir una PSU exitosa.

Para Paula, el IB cambia la forma de razonamiento, el esquema mental, entrega la capacidad de ser completamente autodidacta, y brinda habilidades que son de extrema utilidad en la vida. Se convierte esto en una ventaja competitiva.

Paula les explicó a los estudiantes del DSO, que las herramientas más importantes que le entregó el Diploma fueron: la capacidad de distribuir su tiempo y energía; la capacidad de relacionar las materias, reflexionar y desarrollar el pensamiento crítico; y una consistente mejora en la redacción.

diplomaib visita marzo_05

Lo primero, el control del tiempo y la energía, es una cosa importante cuando se estudia en la universidad, más aún si se estudia fuera de Osorno. Lo segundo, relacionar las materias, permite un aprendizaje que es mucho más significativo. Y finalmente, saber redactar permite ahorrar bastante tiempo y se traduce en buenas notas en la educación superior.

En un ámbito más personal, Paula les habló sobre otra herramienta que le entregó el Diploma: “Me ha servido para tener confianza en mí misma. Saber que pude aprobar el Diploma, a pesar de todos los desafíos que implicó, me hace sentir que puedo sobrellevar cualquier cosa. Así que, cuando llega un punto del semestre en que estoy completamente colapsada y no veo la luz al final del túnel, pienso “pude con el IB, puedo con esto”. 

diplomaib visita marzo_10

Al ser consultada sobre ¿Por qué decía que hacer el Diploma es hacerse cargo de la vida de cada uno? Ella respondió que “el sistema educativo tradicional, en el que estamos insertos, hace que el alumno sienta que su educación es un tema ajeno a él. Nuestros padres nos matricularon en un jardín, en el kínder, luego en el colegio, pero nadie nos preguntó. Tenemos esa sensación de que estamos estudiando porque nos obligan, no vemos el auténtico sentido a aquellas materias que nos entregan, pero aun así debemos aprenderlas, y a la larga, se genera cierta apatía hacia el aprendizaje. Entonces, en vez de motivarnos porque estamos aprendiendo algo que nos interesa, porque estamos descubriendo el mundo y porque nuestra curiosidad natural nos impulsa; nos volvemos sólo máquinas que tragan información”.

ib-logo

“Delegamos la responsabilidad de formarnos a nuestros padres y profesores. Pero el sistema del IB no se centra en el contenido ni en el profesor, sino que se centra en el alumno y en la forma en que obtiene, procesa y genera contenido. El alumno se empodera, así se recupera el sentido del aprendizaje, porque la información se olvida, pero las herramientas y el desarrollo de las habilidades quedan”.

“O sea, ya no se estudia solo para sacar una nota, o para satisfacer a un profesor o a tus papás, ahora también existen motivaciones personales. Por ejemplo, a mí me fascina la música, por ende la mayoría de mis trabajos los relacioné con la música, incluso mi monografía, entonces me gustaba buscar información y leer distintas fuentes, porque lo consideraba interesante y me facilitó enormemente el proceso”.

Aconsejo el Diploma IB definitivamente.